• Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Instagram
  • YouTube

FORO PROFESIONAL DE LA RESTAURACIÓN SOSTENIBLE EN UNA ECONOMÍA CIRCULARFundador Mario Cañizal

ProductAprovisionamientos

Cultivar plantas comestibles a través de la fabricación digital

CO-MIDA es un proyecto del Instituto de Arquitectura Avanzada de Barcelona (IACC), apoyado por la Fundació Municipal BIT Habitat, que busca generar recursos en la ciudad, cuestionar la manera de vivir y generar recursos alimentarios y energía. Se trata de un gran muro verde vertical inteligente hecho con impresión 3D de arcilla que genera, al mismo tiempo, comida y energía cultivando plantas comestibles.

Utiliza una tecnología integrada llamada biofotovoltaica, que genera energía del aire de las plantas. "Esto presenta la oportunidad de generar recursos en el espacio público y mejorar el microclima urbano y la biodiversidad local", explica Chiara Farine, del IAAC, un centro de investigación y de creación dedicado al desarrollo de proyectos de arquitectura para hacer frente a los desafíos mundiales del siglo XXI.

El primer prototipo de CO-tamaño se ha instalado en el pasaje de Trullàs del barrio del Poblenou de Barcelona y ha contado con el co-diseño y las aportaciones de la Asociación Sun Sun Love y la Asociación Tabla Eje Pere IV para dibujar este sistema de comida y energía con el objetivo de poder replicar en otras áreas urbanas y contextos socioculturales y climáticos.

En línea con el compromiso del Ayuntamiento de Barcelona de reducir un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030 (en relación a 2005) y de incrementar 1,6 km2 de espacio verde urbano como medida de adaptación al cambio climático, el proyecto de CO-mida tiene como objetivo contribuir a la construcción de un nuevo escenario donde se prioriza la desglobalización y se apuesta por modelos productivos locales más autosuficientes, sostenibles y resilientes.

En este contexto, Co-mida utiliza el espacio urbano para producir alimentos al mismo tiempo que restaura el ecosistema y la biodiversidad de su entorno, reduciendo así los gases de efecto invernadero y optimizando la calidad del aire.

El proyecto estudiará nuevos modelos innovadores (fabricación modular 3D y sistemas bio-fotovoltaicos para el autoabastecimiento energético) que integran una producción circular desde un enfoque de abajo hacia arriba con el objetivo tanto de fortalecer el sentido de comunidad en el espacio público como de renaturalizar la zona y mejorar la calidad del aire.

Para más información sobre el proyecto CO-MIDA, síguenos: