• Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Instagram
  • YouTube

FORO PROFESIONAL DE LA RESTAURACIÓN SOSTENIBLE EN UNA ECONOMÍA CIRCULARFundador Mario Cañizal

PlanetMedio ambiente / Procesos

Barcelona afronta la prohibición inminente de acceso para transportistas sin distintivo medioambiental

Según informa la “Ruta del Transporte”, la  Ordenanza Reguladora de la Zona de Bajas Emisiones en la ciudad de Barcelona y otros municipios limítrofes establece la prohibición de que los vehículos de reparto y distribución de mercancías sin distintivo medioambiental de la DGT puedan continuar prestando sus servicios a partir de este mes de abril, "lo que supondrá en la práctica prohibir la circulación de más de la mitad de la flota de transporte de mercancías que actualmente presta sus servicios en la Ciudad Condal, alertan desde Fenadismer.

La zona afectada por la medida tiene una extensión de 95 km2 y engloba todo el término municipal de Barcelona (excepto la Zona Franca Industrial y el barrio de Vallvidrera, el Tibidabo y Les Planes), los municipios de Sant Adrià de Besòs y L'Hospitalet de Llobregat, y parte de los municipios de Esplugues de Llobregat y Cornellà de Llobregat.

Ante esta inminente realidad, las asociaciones catalanas de transportistas han promovido un manifiesto conjunto de rechazo, suscrito por más de 2.000 transportistas afectados, en el que amenazan con movilizaciones si las Administraciones locales no se avienen a negociar "una solución viable y realista".

La aplicación de dicha restricción supondrá en la práctica expulsar del sector a más de la mitad de la flota que actualmente opera en Barcelona, conforme a los datos que constan en la memoria de impacto económico que se elaboró para la aprobación de la Ordenanza, en concreto, el 56% de los vehículos ligeros y el 59% de los vehículos pesados censados en Barcelona dedicados al transporte de mercancías.

Movilizaciones si no hay acuerdo

El citado Manifiesto ha sido redactado en los siguientes términos:

El transporte de mercancías por carretera es un servicio esencial y necesario, siempre al servicio de las personas y de las empresas y regulado en la Ley 16/1987 de Ordenación del Transporte Terrestre. Por ello, las distintas Administraciones Públicas tienen la obligación de garantizar y promover las condiciones para la adecuada práctica del transporte de mercancías.

La regulación e implantación de la ZBE de Barcelona no ha ido acompañada de las adecuadas modificaciones normativas y ayudas a las cuales se había comprometido la Administración para la reconversión del sector y poderse implantar la medida de forma no traumática. Dichas circunstancias, sumadas a la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia del Covid-19, han imposibilitado que los autónomos y las pymes del transporte hayan adaptado sus flotas de vehículos a los requisitos establecidos en la ordenanza de la ZBE de Barcelona, lo cual pone en serio peligro tanto la distribución de bienes y servicios en Barcelona, como los miles de puestos de trabajo que de ella dependen.

"El progreso técnico no ha llegado a los combustibles que pueden utilizar los vehículos del sector de más de 3,5 t de Masa Máxima"

“Los autónomos pymes del transporte, así como, las asociaciones y colectivos abajo firmantes manifestamos:

  1. Que el transporte de mercancías por carretera quiere ser parte activa en la lucha contra el cambio climático de forma decidida, pero también de forma realista y sin que se produzcan perjuicios irreparables al sector.
  2. Que el transporte de mercancías por carretera es un servicio esencial, y las Administraciones públicas están obligadas a garantizar las condiciones adecuadas para el desarrollo de esta actividad y los puestos de trabajo que de ella dependen.
  3. Que todos los vehículos adscritos profesionalmente a la actividad y sobre todo los que requieren de una autorización de transporte, deben quedar exentos de las restricciones de circulación para la ZBE, mientras las propias Administraciones no faciliten los medios para la adecuada reconversión del sector de forma progresiva y realista, con una especial atención a aquellos transportistas autónomos mayores de 60 años.
  4. Solicitamos un marco legislativo y medidas adaptadas a la situación, así como ayudas directas para poder llevar a término la reconversión del sector del transporte de la manera más pronta y eficiente posible, esto es lo razonable, porque además no existen opciones reales, ni alternativas posibles para el cambio de vehículos industriales. El progreso técnico no ha llegado a los combustibles que pueden utilizar los vehículos del sector de más de 3,5 t de Masa Máxima.

En consecuencia, después de todo ello convocamos con carácter de urgencia a las tres Administraciones implicadas, Ayuntamiento, Autoridad Metropolitana de Barcelona y Generalitat de Catalunya, así como, a las asociaciones del sector  del transporte de mercancías y otros subsectores del transporte también afectados,  a una mesa de negociación, a fin y efecto de fijar las condiciones y reivindicaciones para la reconversión del sector y la ampliación de la moratoria para los vehículos de transporte de mercancías.

De no lograrse un acuerdo entre las partes implicadas, los transportistas y asociaciones abajo firmantes quedamos abocadas de forma irremediable e inmediata, a movilizarnos y manifestarnos en defensa del sector, otros sectores y subsectores, que puedan estar afectados y quieran sumarse a nuestras reivindicaciones.