• Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Instagram
  • YouTube

FORO PROFESIONAL DE LA RESTAURACIÓN SOSTENIBLE EN UNA ECONOMÍA CIRCULARFundador Mario Cañizal

PlanetMedio ambiente / Procesos

Se necesita un mercado de plástico reciclado

“La capacidad instalada de producción en el mercado actual español no supera las 35 kilotoneladas (kt), y el sector alimentario necesitará 54 kt anuales de este material”, recoge el informe r-Pet: la mejor solución para garantizar la circularidad de los envases, elaborado por el Centro de Innovación y Desarrollo para la Economía Circular (Cidec) y distintas entidades representativas del tercer sector.

Según Luis Morales, portavoz de Cidec, “es necesario impulsar un mercado secundario competitivo de plástico reciclado en España para evitar el impacto ambiental”. En su opinión, “supone una oportunidad para crear empleos ligados a los procesos de reciclaje y las inversiones necesarias para renovar la capacidad industrial de nuestro país”.

Aunque no existen datos concretos del empleo que se puede crear, se calcula que la economía circular puede incorporar 700.000 puestos de trabajo al mercado europeo de aquí al 2030. Y este es un segmento que tiene que ir a más en los próximos años.

Cada año, se vierten al mar entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas de plástico en el mundo, lo que supone entre un 60% y un 80% de las basuras marinas.

Según Juan Manuel Valverde, responsable de desarrollo de Cidec, la gente debería entender que “ningún plástico debería estar destinado a un solo uso”. Uno de los problemas que se plantean en esta materia, según Valverde, es “la ineficiencia en los procesos de recogida y reciclaje en el mercado español”.

De ahí que los investigadores científicos reclamen más colaboración público-privada entre “las empresas envasadoras, la gestión de residuos de envases PET y las distintas administraciones públicas españolas”.

La Unión Europea se ha propuesto que el reciclaje y reutilización de envases de plástico alcance el 50% en el año 2025 y el 55% en el año 2030. España tiene hasta julio de este año para trasponer la directiva europea. De ahí que el Gobierno de Pedro Sánchez esté preparando una nueva ley de Residuos y Suelos Contaminados, que reemplazará a la actual, que está vigente desde el 2011.

En ese contexto, España planea crear dos impuestos, uno a los envases de plástico vírgenes no reutilizables y otro al depósito en vertedero e incineración. Ambas figuras –reza el estudio– pretenden “robustecer la economía circular y aumentar la demanda de plástico reciclado”.

El impuesto de envases recaerá en el fabricante del envase o en el importador, si bien es cierto que ese nuevo tributo tendrá un efecto en el precio final para el consumidor. Mientras que en el impuesto al vertedero e incineración, los contribuyentes serán los titulares de las instalaciones de vertederos e incineradoras.

Para Valverde el mensaje es claro: “El plástico es un material útil y valioso, también una vez usado. El gran desafío reside en que todo el mundo comprenda que todos los plásticos deben tener una segunda vida”.

En su opinión, “España necesita impulsar una industria en este segmento del plástico reciclado, porque con la actual capacidad de producción no se

Se calcula que la economía circular puede crear unos 700.000 empleos en Europa hasta el año 2030. Porque no se trata solo de reciclar plásticos, sino también aceites, papel, cartón y muchos otros productos. El problema es que la gente no recicla lo suficiente o no lo hace bien. Para apostar por el medio ambiente debe haber más implicación de todas las partes.