• Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Instagram
  • YouTube

FORO PROFESIONAL DE LA RESTAURACIÓN SOSTENIBLE EN UNA ECONOMÍA CIRCULAR

ProductAprovisionamientos

Problemas en McDonald´s en Latam, con las pajitas para refrescos

En el último trimestre del año pasado, McDonald’s anunció que dejaría de proporcionar pajitas de plástico y entregaría nuevas de papel en sus restaurantes de toda América Latina. No obstante, recientemente admitió que las nuevas pajitas no pueden reciclarse, a diferencia de las versiones de plástico anteriores que reemplazaron. McDonald’s reconoció que las nuevas versiones sostenibles son demasiado gruesas para ser procesadas por sus recicladores.

“Si bien los materiales son reciclables, su grosor actual dificulta que sean procesados ​​por nuestros proveedores de soluciones de desechos, quienes también nos ayudan a reciclar nuestros vasos de papel”, dijo un portavoz de McDonald’s a la agencia de noticias de Press Association del Reino Unido.

El tema fue revelado por primera vez en el periódico The Sun, donde se publicó un memorando interno de McDonald’s informando que las pajitas de papel de la compañía “aún no son reciclables y deben eliminarse en la basura general hasta nuevo aviso”.

 En un comunicado de prensa de ese momento, Paul Pomroy, CEO de McDonald’s en el Reino Unido e Irlanda, dijo: «los ambiciosos planes del gobierno, combinados con la sólida opinión de los clientes, ayudaron a acelerar el alejamiento del plástico, y estoy orgulloso de haber ayudado a lograr este cambio social”.

Pajitas refresco McDonad's

Las pajitas de plástico que se utilizaban anteriormente podían reciclarse, pero el gobierno británico decidió prohibirlos, y alentó a las cadenas a deshacerse de los productos.

El entonces secretario de Medio Ambiente, Michael Gove, felicitó a McDonald’s por “hacer esta contribución significativa para ayudar a nuestro medio ambiente natural” cuando se realizó el movimiento inicial el año pasado.

Las nuevas pajitas eran impopulares incluso antes de esta última revelación. Los consumidores se quejaron en redes sociales, los popotes quedaban empapados en las bebidas, y en clamor popular (la petición tiene más de 50.000 firmas) a la empresa se pidió que recuperara sus pajitas viejas.

Con esta acción, McDonald’s fue acusada en las redes sociales de practicar Greenwashing, al decir que sus pajitas serían más amigables con el planeta, y no resultar así. La cadena de restaurantes de servicio rápido fue acusada de estar haciendo un giro meramente de forma y no de fondo, acción considerada como un hecho engañoso en iniciativas de green-marketing