FORO PROFESIONAL DE LA RESTAURACIÓN SOSTENIBLE dirigido por Mario Cañizal

logo Barcelona Restaurants Sostenibles
PeopleSociedad

Los restaurantes gastronómicos comienzan a apoyar un cambio de escenario en materia de recursos humanos y targets que atender

El movimiento The World’s 50 Best Restaurants recalo hace unos días en Barcelona y nada menos con los stars más notorios. Esta fiesta gastronómica especial fue dirigida por Ferrán Adrià – cuyo restaurante, el Bullí, fue el primero en ser nominado como el Mejor Restaurante del Mundo en 2002. Entre los invitados estuvieron: Gastón Acurio, de Perú; Richard Ekkebus, de Hong Kong; Mauro Colagreco, de Francia; Vladimir Mukhin, de Rusia, y muchos más.

Esta histórica reunión, que tuvo lugar en Barcelona, honró tanto al pasado como al presente, y elevó una copa para brindar por el futuro con las palabras ofrecidas por cada uno de los destacados chefs mundiales. Todos ellos destacaron su visión personal para el futuro de la gastronomía en la edición especial de # 50BestTalks, que tuvo lugar en la Antigua Fábrica de Estrella Damm, en Barcelona. Destacamos las manifestaciones de Bottura y Roca.

Responsabilidades y oportunidades para los cocineros: Massimo Bottura de Osteria Francescana habló de su organización sin fines de lucro Food for Soul y conminó a chefs, artesanos, proveedores de alimentos y organizaciones públicas y privadas a ejercer su responsabilidad social a la hora de combatir el desperdicio alimentario y, al mismo tiempo, a ayudar a los necesitados a alimentar sus cuerpos, mentes y almas a través de la educación y la inclusión.

La filosofía de la familia: un futuro modelo para la gastronomía: Joan Roca se refirió a su deseo de crear un ambiente de trabajo equilibrado en el mundo de la gastronomía, centrado en el bienestar del personal y en la importancia de la familia, uno de sus principales valores. Hablando sobre lo que él llama la humanización de la gastronomía, Roca compartió el remedio que han instalado en El Celler de Can Roca para paliar las horas intrínsecas al trabajo con pasión en la alta cocina: dos “brigadas” o “turnos” (*) para que el personal pueda descansar y pasar tiempo fuera del restaurante.

(*) Loable iniciativa ya que en las últimas semanas mucho-bueno y malo-se ha escrito sobre la relación empleador/empleado en los restaurantes gastronómicos. Como muestra adjuntamos el reportaje de EL CONFINDECIAL sobre esta temática.